Países

Brasil pide a Venezuela evitar las amenazas contra Guyana pero los militares exigen más contundencia a Lula contra Maduro

346 views
Brasil pide a Venezuela evitar las amenazas contra Guyana pero los militares exigen más contundencia a Lula contra Maduro

Altos mandos brasileños proponen mayor presencia militar en respuesta a los desafíos que ha creado el régimen de Nicolás Maduro en la zona en disputa con Guyana. Lula aclaró a Irfaan Ali que en el conflicto no ejerce ninguna solidaridad automática con Venezuela.

Redacción | Primer Informe

Brasil rechazó cualquier uso de la fuerza por parte de Venezuela para ocupar el territorio del Esequibo en Guyana e instó al gobierno de Caracas a no amenazar a su vecino, dijo el miércoles el máximo asesor de política exterior del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Celso Amorim, quien viajó a Venezuela como enviado especial de Lula el mes pasado, dijo a Reuters que Brasil se opone «al uso de la fuerza o a la amenaza del mismo». Sin embargo las preocupaciones han llegado al estamento militar del país carioca donde efectivos castrenses propusieron al Ejecutivo intensificar el discurso diplomático hacia Venezuela y «dar mensajes más duros», según informaron fuentes a CNN Brasil.

«Le transmití nuestras preocupaciones muy serias», dijo Amorim sobre su visita a Caracas antes de un referéndum público sobre el Esequibo. «Ahora hay nuevos hechos que son aún más preocupantes. No dejaremos de transmitir nuestras preocupaciones, especialmente en relación con la política de no uso de la fuerza», afirmó Amorim.

Los venezolanos votaron en un referéndum el domingo para aprobar la anexión del Esequibo. El gobierno venezolano celebró la votación a pesar de un fallo de la Corte Internacional de Justicia que prohibía a Venezuela tomar cualquier medida que cambiara el status quo en el área en disputa.

El ministro brasileño de Asuntos Exteriores, Mauro Vieira, hablando con Reuters en Río de Janeiro el miércoles, descartó el riesgo de un enfrentamiento armado entre los dos vecinos de Brasil en la frontera norte.

Sin embargo, el ejército brasileño ha reforzado la región fronteriza debido a las crecientes tensiones entre Venezuela y Guyana. El ejército brasileño está trasladando vehículos blindados y más tropas a Boa Vista, la capital del estado de Roraima, dijo el Ministerio de Defensa.

Lo que está en juego es una región de 160.000 kilómetros cuadrados, más del doble del tamaño de Irlanda, que es en su mayor parte una espesa selva. Venezuela reactivó su reclamo sobre el Esequibo en los últimos años después del descubrimiento de vastas reservas de petróleo y gas en alta mar.

El Esequibo ha estado en disputa desde el siglo XIX, cuando Guyana era colonia británica. Un tribunal internacional en París resolvió la cuestión en 1899, pero Venezuela dice que la decisión fue manipulada.

LEA TAMBIÉN: Guyana se pone en guardia con el Comando Sur de EEUU para repeler las nuevas amenazas de Maduro por el Esequibo

Incrementar la severidad

La presión en los cuerpos militares brasileños aumenta y, según declaraciones recogidas por la periodista de CNN Jussara Soares, el encuentro de Amorim con Maduro, debió tener la presencia de una figura militar brasileña. La idea era comunicar implícitamente la seriedad de Brasil en el caso de la escalada en las tensiones.

Los oficiales militares opinan que es necesarioincrementar la severidad de las comunicaciones, manteniendo la vía diplomática.

”La evaluación es que Brasil necesita ser más enfático que tener sus fuerzas armadas en espera. Y no buscar una solución únicamente en el diálogo diplomático. Si hay un gran avance de Maduro, es necesario demostrar que los militares brasileños están preparados”, aseguró Soares en su informe.

Los militares brasileños señalan que el envío de blindados desde el sur de Brasil hacia el estado de Roraima, fronterizo con Venezuela y Guyana, es una advertencia y muestra la preparación del gigante suramericano ante un posible conflicto armado. El mensaje es «que Brasil está preparado para reaccionar si fuera necesario», señaló Soares.

La periodista remarcó que “la valoración de los militares, en este momento, es que esta estrategia gubernamental de insistir en el diálogo es importante, pero, que también se debe empezar a asociar diplomacia y militares para darle mensajes más duros a Nicolás Maduro”.

LEA TAMBIÉN: Informes de inteligencia brasileños sugieren una inminente invasión de las fuerzas de Maduro al Esequibo

La incomodidad de Lula

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que durante mucho tiempo ha tratado de posicionarse como un árbitro independiente en los conflictos globales, ahora enfrenta la incómoda tarea de mediar en una crisis entre los vecinos del norte de Brasil, Venezuela y Guyana.

Se espera que los presidentes de Mercosur, que incluye a Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y la recién llegada Bolivia emitan una declaración haciendo referencia a la crisis e instando a los líderes de ambas naciones a buscar la paz y tomar decisiones basadas en el sentido común.

Si bien Lula teme tener que mediar en un conflicto regional, ya aceptó la necesidad de que el país más grande de Sudamérica intervenga para atenuar la disputa, según cuatro funcionarios gubernamentales familiarizados con la situación, según recogió Bloomberg.

El izquierdista Lula, un aliado tradicional del venezolano Nicolás Maduro y del fallecido Hugo Chávez, pasó horas en reuniones con sus principales asesores extranjeros el miércoles para discutir el conflicto, considerado muy sensible por la diplomacia brasileña, dijeron los funcionarios, que pidieron el anonimato porque las conversaciones no son públicos.

Los funcionarios también dijeron que Lula planea llamar a los presidentes de ambos países en los próximos días.

Es probable que Lula tenga que caminar sobre la cuerda floja para moderar una crisis diplomática entre su viejo aliado Venezuela y Guyana, que cuenta con el respaldo de Washington, particularmente después de que el gigante estadounidense Exxon Mobil Corp descubriera enormes reservas de petróleo frente a las costas del país.

Las cosas podrían complicarse aún más si Vladimir Putin, un partidario cercano del régimen socialista de Venezuela, también interviene en medio de una posible reunión con Maduro en Moscú este mes, dijeron los funcionarios.

El delicado juego geopolítico ha dejado a Lula incómodo, ya que plantea un desafío para su enfoque diplomático multilateral, que hasta ahora ha permitido a Brasil mantener buenas relaciones con la mayoría de los países, independientemente de su ideología.

La reacción calibrada de Lula ante la crisis que se gesta en la frontera norte de Brasil también contrasta con sus esfuerzos por desempeñar un papel activo para poner fin a los conflictos lejos de casa, incluso en la elusiva resolución de la guerra entre Rusia y Ucrania.

“Una cosa que Sudamérica no necesita en este momento es agitación”, dijo Lula sobre el conflicto durante el fin de semana. «Espero que prevalezca el sentido común».

Una de las principales preocupaciones de Lula ahora es indicarle a Guyana y al mundo que su gobierno no está automáticamente alineado con Caracas a pesar de su cercanía política. Si bien Brasil comprende las razones de Venezuela para reclamar el Esequibo como parte de su territorio, no tiene una posición oficial sobre qué país tiene derecho a ocupar la región, dijeron los funcionarios.

Más importante aún, agregaron, Brasil no está de acuerdo con la estrategia empleada por Caracas (convocar a una votación para preguntar a la población, entre otras cosas, si Esequibo debería convertirse en un estado venezolano) y mucho menos con el momento elegido por Maduro. Su referéndum del 3 de diciembre fue ampliamente visto por los analistas políticos como una estrategia para reunir a los votantes con una retórica nacionalista antes de las elecciones presidenciales del próximo año.

Para transmitir ese mensaje a Guyana, el Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Mauro Vieira, habló por teléfono con el Presidente Irfaan Ali el martes.

Se espera que Lula impulse una solución negociada a través de canales diplomáticos, tratando de calmar las tensiones que han llevado a Guyana a intensificar las medidas de seguridad en la frontera y pedir el apoyo del ejército estadounidense. Lo único que Brasil quiere evitar es una guerra cerca de su frontera porque, como dijo uno de los funcionarios, las cosas podrían salirse de control muy fácilmente en una situación como esa.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Brasil o similares.
Últimas Noticias: