Tendencias

Así funciona el multimillonario negocio de la imitación de zapatillas y ropa de marca en Chile

669 views
Así funciona el multimillonario negocio de la imitación de zapatillas y ropa de marca en Chile

En las marcas existe preocupación: las copias son cada vez mejores y se han llegado a incautar hasta 32 mil pares de zapatillas en un solo operativo.

Redacción | LA TERCERA

Basta con escribir “zapatillas entrega inmediata” en Instagram para encontrar más de una veintena de cuentas que ofrecen un amplio catálogo de marcas, como Nike, Adidas, New Balance, entre otras. El stock es tan amplio, que incluso ofrecen modelos que oficialmente no han llegado a Chile.

Una de esas cuentas se llama “Lion Cloth”, la que suma 103 mil seguidores y diariamente comparte un inventario de más de 130 modelos diferentes, entre los que destacan íconos de la marca Nike, como la “Air Jordan 1″, creada en los años 80 para la estrella del básquetbol Michael Jordan y cuya historia incluso llegó hace poco a los cines con la película “Air”.

Si en el comercio establecido un par de “Air Jordan 1″ cuesta $142 mil, en tiendas informales como “Lion Cloth” su valor llega a sólo a $50 mil o incluso menos si se compra al por mayor. Otros modelos, como la “Air Jordan 7″, que en tiendas se vende a $226 mil, en la red social se consigue a $69 mil. Entre sus publicaciones, el vendedor se jacta de haber vendido ocho mil pares de zapatillas durante todo el año pasado.

Incluso, exfutbolistas como Marcelo Barticciotto, Milovan Mirosevic y hasta el cantante de música urbana “Pailita” aparecen en redes recomendando sus productos. “Oye, mis hermanitos de Lion Cloth me trajeron este par de zapatillas. Muchas gracias mi sangre. Están finas, vayan todos a seguir la página, hacen envíos a todo Chile y son ciento por ciento confiables. Pura calidad”, se le escucha decir a Pailita en un registro del año pasado.

Pero en los comentarios de los usuarios, una pregunta se repite con insistencia: “¿Son originales?”. Lo mismo se preguntaron los representantes de Nike en Chile, quienes están constantemente comprando unidades de zapatillas y ropa en el comercio formal e informal para verificar si se trata de uno de los tantos productos “piratas” de su marca que se venden en en el país.

Por ello, los abogados de Nike compraron un par de zapatillas a Raúl Orellana Medina, el hombre detrás de “Lion Cloth” en Instagram, y tuvieron que revisar los mecanismos de seguridad que tienen sus productos para concluir que las zapatillas eran falsas. “Claramente, el nivel de falsificación tanto de zapatillas como en ropa ha mejorado ostensiblemente. Hay muchos sitios, particularmente en Instagram, que ofrecen productos falsos y muchas veces productos de buena calidad”, asegura Luis Olmedo, quien representa judicialmente a Nike en Chile.

LEA TAMBIÉN: Por qué Puerto Rico se está convirtiendo en el nuevo paraíso de los millonarios de EEUU

Tras realizar una denuncia a la Fiscalía, los abogados de la marca quedaron sorprendidos. El 9 de noviembre pasado, la Brigada de Delitos contra la Propiedad Intelectual de la PDI incautó en una casa y dos bodegas vinculadas a Raúl Orellana un total de 3.022 pares de zapatillas falsificadas en sus cajas y listas para ser vendidas por redes sociales.

“Nos llamó la atención que un particular tuviera esa cantidad de productos falsificados almacenados en un domicilio particular. Este producto no es de manufactura local, este producto viene del extranjero, entonces hay que seguirle la pista de cómo entró al país”, señala el representante de Nike, quien también presentó una querella en el caso.

No es la primera vez que a Orellana se lo vincula con el calzado falso o “réplica”, como se le llama en redes sociales. En los años 2014, 2015 y 2017 el Servicio Nacional de Aduanas ya había frenado envíos desde el extranjero de zapatillas Nike pirateadas a nombre del creador de “Lion Cloth”. En todos esos casos, por tratarse de no más de cuatro pares por envío, las causas fueron cerradas sin responsables y sólo se destruyeron las especies.

Pero así como Orellana, quien pese a la incautación de 3.000 pares en noviembre del año pasado hoy sigue vendiendo zapatillas, hay decenas de otros comerciantes de calzado pirata en redes sociales, un mundo en el que, incluso, hay un lenguaje propio para hablar de la calidad de la falsificación. Por ejemplo, “G5″ o “Top Quality” son los términos usados para la copia casi idéntica al original, mientras que “Normal Quality” y “High Quality” hacen referencia a réplicas más baratas.

Sebastián Gutiérrez, un joven chileno que hace videos sobre zapatillas en redes sociales bajo el nombre de @InfoSkeanersCl, conoce bien este mundo y sus copias falsas. “Todo se hace desde el teléfono. Se compra en China, se puede tener una casilla y en dos semanas te llegan. Están haciendo mucho mejor las réplicas, y a ojo de una persona que no es experta o que no se asesoró bien, pasan como un original. Hay otras personas que les da exactamente igual y por un precio de $50 mil o $60 mil al final tienen lo que ellos quieren tener en los pies”, explica el creador de contenido digital.

Las zapatillas y principalmente los modelos de la marca Nike son el producto más falsificado en todo el mundo. De acuerdo a un reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), al año 2019 el calzado fue casi un 25% del total de productos pirateados que se incautaron a nivel global. Luego le sigue la ropa, con un 20%, y una muestra de ello ocurrió en abril pasado, cuando La Polar acusó engaño de sus proveedores y reconoció que en sus tiendas se vendieron productos “pirateados” a fines de 2022.

También en redes sociales como Instagram, TikTok o en YouTube son decenas las personas que publican videos con tutoriales sobre cómo comprar calzado pirateado o incluso venden el contacto de los proveedores más confiables. Y en páginas como PandaBuy o Yupoo basta un par de clics para hablar directamente por WhatsApp con vendedores en China, los que aseguran que han hecho varios envíos a Chile sin tener problemas con las revisiones de Aduanas en nuestro país.

“Detrás de un producto falsificado hay trata de personas, hay en algunos casos esclavitud, no pago de impuestos, hay contrabando, evasión tributaria. No es solamente la marca la que deja de vender un producto original, pierde el consumidor, que es engañado y que puede tener algún daño físico al usar un producto que no tiene garantía de calidad”, concluye el representante de Nike en Chile.

Lea el resto de este informe de LA TERCERA, haciendo click aquí.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Adidas o similares.
Últimas Noticias: